diciembre 7, 2021

Vanguardia México

Medio informativo de México

Recuperación económica de México, más lenta que otros países de América Latina: Moody’s

La agencia calificadora Moody’s Investors Service advirtió que tras una fuerte recuperación en 2021, espera para el próximo año tasas de crecimiento económico más moderadas en las principales economías de América Latina y el Caribe; pero en México, la recuperación ha sido más lenta que en otras economías de la región.

La agencia calificadora Moody’s Investors Service advirtió que tras una fuerte recuperación en 2021, espera para el próximo año tasas de crecimiento económico más moderadas en las principales economías de América Latina y el Caribe; pero en México, la recuperación ha sido más lenta que en otras economías de la región.

En el documento “Perspectiva soberana para América Latina y el Caribe”, Moody’s advirtió que este lento crecimiento en México se debe al limitado estímulo fiscal y la continua incertidumbre política, lo que ha obstaculizado el repunte de la inversión privada.

Moody’s refirió que Brasil, Chile, Colombia y Perú superarán a finales de 2022 los niveles de producción de 2019, México no; sin embargo, México y Centroamérica se beneficiarán del sólido crecimiento de Estados Unidos y de los fuertes flujos de remesas, lo que impulsará el consumo interno.

Agregó que en países con un gasto relativamente alto en programas sociales, como Chile y Colombia, y una focalización adecuada en los grupos vulnerables, como Brasil, México, Uruguay, los gobiernos estarán mejor posicionados para ampliar el alcance de los programas existentes y satisfacer las demandas sociales, con mayor eficacia en las redes de seguridad social.

No obstante, la agencia calificadora resaltó que los soberanos con una alta participación de no residentes en los mercados internos de deuda internos (Perú, Uruguay, México, Colombia y Chile) podrían estar expuestos a cambios en el sentimiento de los inversionistas extranjeros.

América Latina

Para América Latina, Moody’s proyecta una disminución de los déficits fiscales y una estabilización gradual de los niveles de deuda, en la medida que se vayan retirando las medidas fiscales implementadas para contrarrestar los efectos de la pandemia y mejore el desempeño de los ingresos gubernamentales.

Además, pese a un aumento notorio de la deuda en la mayoría de los soberanos de la región, espera que la carga de intereses se mantenga en niveles similares a los observados antes de la pandemia. Las excepciones corresponderán sólo a países que enfrenten elevadas presiones financieras de corto plazo, o bien fuertes desequilibrios fiscales.