octubre 16, 2021

Vanguardia México

Medio informativo de México

Respalda SUTERM reforma eléctrica de AMLO

Víctor Fuentes del Villar, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) expresó su apoyo a la Reforma Eléctrica que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 30 de septiembre, e hizo un llamado a estrechar lazos entre el sindicato y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Víctor Fuentes del Villar, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) expresó su apoyo a la Reforma Eléctrica que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 30 de septiembre, e hizo un llamado a estrechar lazos entre el sindicato y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En reunión con Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Fuentes del Villar, aprovechó para analizar a fondo la reforma enviada al Congreso de la Unión.

“Bartlett Díaz explicó a detalle en qué consiste la reforma en cuestión a los dirigentes del SUTERM, quienes de manera entusiasta mostraron todo el apoyo al presidente López Obrador a través de la participación de María del Carmen Ortega Zúñiga, Víctor Manuel García Trujeque y Nereo Vargas Velásquez”, señaló la CFE en un comunicado.

El director de CFE reconoció el liderazgo de Fuentes del Villar, ya que considera que ha defendido los derechos laborales del personal, por lo que le solicitó diseñar un plan estratégico para sumar a los trabajadores de la CFE en el apoyo a la iniciativa del Ejecutivo Federal.

La iniciativa del presidente López Obrador busca que la CFE retome un papel de preponderancia en el sector energético del país, por lo que estableció que la empresa deberá generar, por lo menos, el 54 por ciento del consumo eléctrico nacional.

Respecto al impacto que tendría la reforma en la empresa, destaca la eliminación de subsidiarias y filiales, por lo que la CFE se ‘compactará’ en un solo organismo.

También se eliminaría la figura de empresa productiva del Estado, por lo que pasaría a ser un ‘organismo del Estado’.

En general, se busca reformar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, aunque la iniciativa requiere de la aprobación de dos terceras partes de ambas Cámaras del Congreso y más del 50 por ciento de las legislaturas estatales.